CALIDAD SIST CYT 01

¡¿Para qué sirve esta planilla?! ¿Por qué tengo que registrar las quejas de los beneficiarios? ¿Cuánto tarda la capacitación de calidad? ¡Si quieren que colabore con el sistema de gestión, más vale que me den una bonificación!

Si usted es consultor de calidad, seguramente habrá tenido que improvisar alguna respuesta ante preguntas de este tipo. Los consultores a veces no nos tomamos el tiempo de explicar de manera clara y sencilla la importancia de mejorar la calidad de los procesos. En los organismos públicos del sistema científico tecnológico este problema es todavía más urgente. En esta nota revisamos algunos motivos.

Un bien público

El desarrollo de la tecnociencia, especialmente desde las últimas dos décadas del siglo pasado, trastocó el modo de vida actual y está marcando un nuevo ritmo en la transformación de los sistemas productivos.

Se espera que los resultados y los efectos de la ciencia y la tecnología potencien las capacidades industriales y productivas de la sociedad. El Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva (MinCyT) dispone recursos y herramientas para fortalecer el desarrollo y la incorporación de tecnología porque entiende que constituye un capital público para todos los argentinos. Con ese objetivo define estrategias e implementa líneas de financiamiento que mejoran las condiciones para el desarrollo de la ciencia, la tecnología y el aprovechamiento de sus beneficios en favor de toda la población.

El financiamiento a las organizaciones y empresas de este ámbito tiene que aplicar a una condición: debe ser dinámico y eficiente. De lo contrario, se pierden las oportunidades de mercado y la pertinencia del gasto. Referentes del MinCyT han señalado la importancia de adecuar la organización interna de las instituciones que componen el sector científico tecnológico, y especialmente el propio MinCyT, para satisfacer estos requisitos.

En este encuadre se ha vuelto una demanda cada vez más extendida la implementación de Sistemas de Gestión de la Calidad que optimicen los procesos, reduzcan los tiempos y favorezcan el tratamiento de los problemas. 

Por : Centro de Estudio Tecnológico Nacional 
14 de julio de 2016 
 


calidad 1

 

 

(...) se ha vuelto una demanda cada vez más extendida la implementación de sistemas de gestión de la calidad que optimicen los procesos, reduzcan los tiempos y favorezcan el tratamiento de los problemas.

 

¿En qué ayuda un SGC?

Más allá de la complejidad o la especificidad de cada uno, los sistemas de gestión de la calidad se implementan en áreas de la administración pública con el propósito de concretar todas las intenciones de mejorar la organización del trabajo. Ésa es su principal responsabilidad. Evitar que las buenas intenciones queden en la nada.

Desde ceten conversamos con consultores que desarrollan e implementan sistemas de gestión en el MinCyT. Desde su punto de vista, el análisis organizacional y la instrumentación de estrategias de gestión permiten abordar dos cuestiones recurrentes: problemas de comunicación internapercepción fragmentaria del trabajo.

La comunicación interna (CI) es el resultado de la interacción personal. Y prácticamente no hay interacción personal sin que medien estructuras organizativas, sistemas y tecnologías. Por lo tanto es un conjunto de problemas vertebral a la actividad de un área de trabajo. La CI es como un fluido que le da vitalidad y flexibilidad a un equipo. Si hay inconvenientes que afectan a las relaciones interpersonales dentro del trabajo y no se atienden, cualquier evento inesperado o comentario no querido se convierte en un problema. 

Un SGC implementado a conciencia no escapa a los problemas. Al contrario, prevé metodologías para identificarlos, determinarlos, categorizarlos y resolverlos desde la causa que los provocó.

Los consultores cuentan con diversas herramientas para detectar las causas, revisar y modificar los procesos organizacionales. Una queja o un error puede ser una oportunidad de reconstruir y rediseñar el eslabonamiento de las tareas, como así también para evitar hacer las cosas “porque siempre se hicieron así”, y nadie se tomó un momento para revisarlas.

 

Cada uno en la suya

Otra observación que señalan los consultores a cargo de desarrollar SGC en los organismos públicos de ciencia y tecnología es la falta de una perspectiva integradora. Cada trabajador atiende a las tareas que tiene asignadas sin una noción clara de cómo repercute en el producto final. A veces se desconoce, incluso, lo que hace el compañero de al lado. Este conocimiento fragmentario no favorece a la comunicación, ni al esfuerzo por mejorar el trabajo.

No se trata simplemente de un problema de los equipos de trabajo. Tanto la filosofía y como las normativas indican que es la gerencia la primera que debe comprometerse en abordar estos problemas y explicitar la coherencia de los procesos. Las acciones en este sentido favorecen la interdisciplinariedad, el trabajo colaborativo, el compañerismo. Y por añadidura la comunicación y la calidad final del trabajo.

Según los consultores, es preciso convertir el diseño y la implementación de SGC en activos de la Administración Pública y de todos los ciudadanos. Ponerse este objetivo, en cada gerencia o dirección, con el fin de mejorar la calidad de los servicios en favor de la satisfacción del cliente. En este ámbito, cliente quiere decir todos los investigadores que residen en Argentina, las empresas que apuestan a la innovación y que se arriesgan a ejecutar proyectos con alto valor agregado, son las universidades, los centros de investigación y la sociedad Argentina que demanda la orientación de la ciencia y la tecnología para acortar la desigualdad y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

 

 

calidad 2

 

 

Un SGC implementado a conciencia no escapa a los problemas.