TECNOLOGIA Y REDES 01

Conversación con Racu Sandoval y Magalí De Torre

En tiempos donde cualquier persona u organización encuentra las vías de comunicación necesarias para compartir sus contenidos y las herramientas para hacerlo están al alcance de todos, a través de cualquier tipo de dispositivo, notamos que ésta se torna tan concreta y efectiva, como etérea y fugaz. Dichos contenidos tienen un ritmo propio de aparición, difusión y desaparición, y éste se vuelve cada vez más acelerado, depende tanto de quien emite como de quien recibe y recircula dichos contenidos. En tal sentido, la comunicación se torna una herramienta dinámica, al tiempo que transmite información, crea y genera continuamente un tipo específico de destinatario, una red viva de personas que intercambian diariamente experiencias, pensamientos, reclamos, pedidos e informaciones.  

Nos interesa pensar sobre el uso y función que tienen estas características de la comunicación en los últimos años.  Para ello enfatizamos en acciones comunicativas y sobre todo colectivas, que son capaces de impulsar alternativas solidarias, en territorios concretos dentro del corto, mediano y hasta largo plazo. Nos preguntamos entonces por el lugar que tiene la comunicación y sus herramientas, tanto al interior, como al exterior de este tipo de organizaciones, y cómo ésta colabora para llevar adelante los objetivos de dicha organización.

Para ello nos pusimos en contacto con Red Solidaria, organización que surge en Buenos Aires en el año 1995, por iniciativa de Juan Carr, y que desde entonces impulsa, sostiene y proyecta campañas solidarias a lo largo de toda la Argentina. Desde sus inicios y con metas definidas, Red Solidaria recorrió transformaciones de todo tipo, procesos de madurez y solidez, reorganizaciones internas, expansión de destinos, e incorporación de un número cada vez mayor de voluntarios y voluntarias. Entre los objetivos de Red Solidaria se encuentran el Desarrollo de una cultura de la solidaridad y el Fomento del trabajo en red. Para profundizar en estos ejes dialogamos con Racu Sandoval y Magalí De Torre que llevan adelante tareas comunicativas de  la Red.

¿Cómo entiende la comunicación o las estrategias de comunicación Red Solidaria?

Lo que te puedo decir es que la pauta es la misma que tenemos para hacer todo lo que hacemos dentro de Red Solidaria, y es desde el sentido común. El sentido común hace que primero pienses a quién va dirigido lo que queres comunicar, quiénes pueden ser los mejores interlocutores para que eso que queres decir, llegue de la mejor manera a quién queres llegar. Y por lo general ya tenemos la manera de que eso arranque sabiendo quiénes son los actores que tienen que estar sí o sí, cuando eso no sucede no arrancamos, llámese una revista, un canal, no somos tanto de la escuela de mandar gacetillas, lo hicimos en algún momento pero hoy ya no, entonces, hoy directamente buscamos el aliado ideal para cada campaña, a veces el aliado ideal son todos al mismo tiempo, y a veces está más apuntado a la persona específicamente que queremos llegar, y ya sabés quién es el interlocutor que puede llegar más rápido a ese lugar. Por otro lado quienes manejan las redes sociales son las personas que hace tiempo vienen trabajando en la Red entonces, además de sentido común, ya se sabe cómo nos manejamos dentro la Red. Lo que podemos destacar, que para nosotros es un factor clave, es que siempre que pensamos en una actividad, la pensamos para comunicar casi paralelamente.

¿Red Solidaria cuenta con algún equipo o área destinado específicamente a comunicación al interior o al exterior de la organización? ¿Cuáles son sus características?

Hay un equipo que es el que maneja las redes sociales, Facebook, Twitter, Instagram, el mail, no se levanta información de cualquier cosa, tenemos nuestros filtros y esa información la levanta ese equipo, ahí se corrobora el lenguaje, lo que se va a hacer, lo que no se va a hacer, y tampoco cualquiera releva la información para las redes sociales, una vez que se pensó entre todos, recién ahí se actualizan las redes sociales. Este equipo está centrado en las personas que más conectadas están en el día a día en la Red.

Internamente también hay un equipo, con las setenta Redes del interior, son cuatro personas que se ocupan de la comunicación al interior de la Red, ellos mantienen el día a día y el ida y vuelta de lo que están haciendo las Redes del interior.  Esa comunicación es por mail, a través de un mail general, nunca es individual, es siempre entre grupos y equipos, y de esa forma se garantiza que alguien lea y conteste lo que sucede. De este equipo hay un responsable que se encarga de recibir del exterior y retransmitir al interior de la Red.

Hay otros dispositivos como “Alerta Solidaria”, de personas perdidas, que tienen un equipo aparte, es un dispositivo distinto y funcionan aparte, pero igualmente cada uno de esos dispositivos tienen también un referente, nucleados en un grupo de WhatsApp donde estamos todos, entonces desde ese lugar se tiene contacto con el resto. Con cada campaña también se va buscando el socio ideal, y se van armando los equipos, por la necesidad y también por las ganas de cada uno, y en dónde cada uno quiera ubicarse para poder potenciar sus formaciones. Armamos redes en función de cada uno de los proyectos, somos ocho o nueve los que estamos y cada uno tiene su función.

En materia específicamente comunicativa: ¿cuáles son las principales diferencias, avances, cambios, etc., qué encontrás desde que comenzó Red Solidaria hasta la actualidad?

Las tecnologías hicieron que la información sea mucho más visible, y la comunicación entre nosotros sea mucho más rápida, más fluída, ayudó muchísimo. Antes era un teléfono, por ahí un mensaje de texto o un mail. Para que tengas una idea, el primer nombre de Red Solidaria fue “Red Solidaria Informática”, ese era el nombre completo, porque se pensaba justamente en ésto, en una persona sentada frente a una computadora y un disquete que fuera una base de datos, la idea era tratar de interconectar a aquel que llamaba con alguno que estuviera tratando de ofrecer eso que otro pedía. Hoy no cambio ésto, sigue siendo lo mismo pero se hacen distintas redes y mucho más rápidas. Siempre que hablamos con Juan (Juan Carr) él se imaginaba ésto que ya sucede hoy, pero lo hacía desde el año ’95. También me acuerdo de un voluntario de Córdoba que hablaba del celular y nos decía, hace doce años: ésto va a ser como la extensión del brazo, vas a poder filmar, vas a poder hablar, vas a poder transmitir desde un teléfono, o sea que básense en eso, pasen de la computadora. Así que previéndolo, acompañamos el cambio y nos preparamos para eso y fue como muy natural y te diría que, aún con un montón de falencias, lo supimos aprovechar. El caso más concreto es el que mencionamos antes: “Alerta Solidaria” que, con una herramienta masiva y que ya existe como el WhatsApp, damos un uso que esta bueno, y eso pulsa para que se viralicen un montón de cosas.

¿Cómo se creó la herramienta “Alerta Solidaria”? ¿Primero aparece alguien que les comunica directamente la búsqueda? ¿Cómo y por qué se comunican con la Red?

No sé bien, creo que se dió de manera natural, rápidamente la gente lo ve como referente. Por ejemplo, “Personas Perdidas” nace de la Red Solidaria, porque antes estaba Missing Children también, pero lo que pasa es que llega hasta los 18 años, entonces nos preguntamos qué pasa con todas aquellas personas mayores de 18, no entraban en esas búsquedas que hacía Mising Children. Esta es la razón por la que se creó "Personas Perdidas", al principio era a través de Facebook. En realidad el proceso fue: Blog, Página, Facebook y de ahí pasamos al WhatsApp porque era mucho más sencillo y más fácil.

La modalidad sigue siendo la misma de antes, está adaptada al momento, pero la modalidad es la misma. Por ejemplo, cuando se pierde una persona, antes lo mandabas a la televisión para que después lo mostraran. Pero lo que queríamos nosotros era otro espacio, pensamos en crearlo nosotros para que sea más rápido. Entonces no esperamos hasta las doce de la noche para ese aviso, intervenimos directamente en pedacitos de un partido de futbol, un partido de básquet, de un espectáculo, lo que sea, íbamos con una foto para lograr ese pedacito de cámara y así poder llegar por otro lugar. Entonces, para qué esperar a que la gente vaya a Facebook si ya tenemos una herramienta que todos tenemos en el teléfono. De nada serviría hacer una aplicación que nadie fuera a descargar, lo importante era llegar a la mayor cantidad de gente, ¿qué usan los 40.000.000 de argentinos?, Whatsapp, entonces VAMOS POR AHÍ!

Y todo ese proceso lo tuvimos que inventar, el primer “Alerta Solidaria” fue en mi teléfono. Lo anunciamos, y a los 100 mensajes me llega un mensaje de Whatsapp que decía: “usted es peligroso no puede recibir más de 100 mensajes de contactos que no tiene guardado en su teléfono”. Pero bueno todo eso no lo sabíamos, no lo sabía nadie, y te suspenden la línea durante cuatro horas. Luego me dieron el alta de vuelta y me entran 500 mensajes más y me bloquean la línea ocho horas. La capacidad es de 250 mensajes, entonces tenemos distintos grupos. Por ejemplo, te anotas vos como voluntario digital y te ponen en una especie de grupo. El grupo tiene un límite también y es 250 personas. Hasta hace tres años era hasta 100. Hay distintos grupos y a medida que se van llenando los 250 se arma otro grupo y así sucesivamente.

Empezamos a entender haciéndolo, descubriéndolo. Hoy ya tenemos un teléfono directamente para eso, y lo maneja un encargado específico que está en contacto con otro voluntario de Red Solidaria. Nosotros con cada llamada que llega a la Red o mail, de una persona que está perdida, seguimos los mismos pasos que te decía antes, se denuncia en la comisaría, nos pasan una foto y las características de la persona perdida, con una firma de la familia autorizando a difundir esto, y ahí entra Red Solidaria a trabajar sobre lo ocurrido.

¿En qué aspectos este impacto de las nuevas tecnologías fue positivo, y en cuáles fue negativo para Red solidaria?

Casi todo tiene un uso bueno y malo según quién lo vea. Es una perspectiva de lo que uno quiere ver. Todo lo que nos sirva para llegar a la mayor cantidad de gente y de la forma más inmediata, concreta, nos sirve. Por lo general es ese el uso que le damos. Y creo que entre todas las redes que tenemos seremos 1.000.000 de personas dando vueltas por ahí. Entonces entre todos los perfiles de Juan Carr, los perfiles de la Red, de Mundo Invisible, y otros más, entre todas esas redes que tenemos es que llegamos a ese 1.000.000 de personas que seguro estén repetidas en un tanto por ciento, supongamos la mitad. Ya tenemos 500.000 personas esperando para hacer algo.

Un record fue para una chiquita que se tenía que operar, esa imagen se compartió y llegamos a 4.000.000 de personas, o sea, el 10% de la población argentina. Entonces ahí fuimos testigos de una cuestión muy positiva, ese objetivo que pensamos lograr en tres meses, lo logramos en diez días. Nos sirvió para entender el verdadero compromiso de la gente y ver cómo la realidad se transformó de manera completa.

Como Red, no nos importa tanto la cantidad de personas alcanzadas sino que el otro se comprometa. No es el número en sí, sino el poder mostrar de manera visual la relevancia de lo que sucedió con una situación en particular, para palparlo de una manera más cercana, esto sensibiliza y mueve, porque se ve materializado de alguna manera. No es lo mismo decirte 1.000.000 de personas donaron, a decirte llenamos tres canchas de River con donaciones.

Por otra parte, creo que el momento malo de las redes lo vemos en los chicos de entre 15 y 25 años, el bullyng por ejemplo que antes quedaba dentro del círculo de amigos, hoy tiene también esa misma llegada masiva de la que hablábamos. Por ahí lo que antes se enteraba el curso, hoy se entera todo un colegio, y si sale del colegio se entera toda una comunidad, y ese chico afectado va a ser doblemente expuesto a recibir ese maltrato.

 

 web: http://redsolidaria.org.ar/

 Por: Pablo Grillo y Ornella Bodratto de ceten
23 de mayo de 2017

alerta

 


Las tecnologías hicieron que la información sea mucho más visible, y la comunicación entre nosotros sea mucho más rápida, más fluída, ayudó muchísimo. Antes era un teléfono, por ahí un mensaje de texto o un mail.

 

 

red1

 

FRIO CERO 2016

 

red2



 Imágenes tomadas de redes sociales de Red Solidaria