AAP 02

Educación ambiental para el cambio global. 

La Asociación Amigos de la Patagonia (AAP) es una organización sin fines de lucro, fundada en el año 1999 en San Martín de los Andes, provincia de Neuquén.

A través de diversos dispositivos, sus tareas se concentran en el impulso de Programas para promover la educación ambiental, tanto al interior de instituciones educativas, como a través de talleres abiertos, voluntariados, actividades puntuales y campañas en diferentes ámbitos.

Entre los Programas más destacados están:

Programa Agua y Educación para las Américas y el Caribe, que es una iniciativa de Proyecto WET Internacional, entidad avalada por UNESCO y el Programa Hidrológico Internacional. Esta iniciativa busca reforzar el conocimiento de los docentes sobre los recursos hídricos de la región y su adecuado manejo en la comunidad, para que éstos puedan transmitirlo mediante diferentes actividades al interior de las aulas.

Programa Certificación Lazo Verde de Responsabilidad Ambiental (CLV) que consiste en un programa de formación para escuelas de toda la Argentina. El mismo se caracteriza por fusionar el plan curricular educativo con la educación ambiental a través de actividades lúdico-participativas. En el año 2014, el Ministerio de Educación de la Nación declaró a la Certificación Lazo Verde de Responsabilidad Ambiental de interés educativo. Se estructura sobre tres ejes temáticos:

1| Conservación y uso responsable del agua

2| Uso racional de la Energía

3| Disminución de la producción de residuos sólidos                 urbanos (RSU)

Desde ceten, nos interesa poner el acento en aquellos espacios que promueven e impulsan el desarrollo de cultura tecnológica. Sobre estas cuestiones, dialogamos con Sebastián Homps, Director Ejecutivo de la AAP, para ampliar y profundizar en el cruce entre el Uso racional de la Energía y el Desarrollo Sustentable.

 

Entendemos la CLV como un dispositivo que propicia un tipo de cultura sustentable en el plano medioambiental, y que requiere un desarrollo y aplicación: ¿Cómo fue el proceso de obtención de la Certificación Lazo Verde de Responsabilidad Ambiental?

La Certificación Lazo Verde (CLV) nace en el año 2012 luego de trabajar ocho años en lo que fue el Proyecto Agua y Educación, éste es un programa traído por Water Education for Teachers (WET) que es una fundación estadounidense que conforma junto con la UNESCO y el Programa Hidrológico Internacional, este Proyecto de Agua y Educación. El mismo consiste en dinámicas, y juegos lúdico participativos. Son dinámicas para comprender el cuidado ambiental a través del agua, se caracterizan por su estilo lúdico como una manera de llegar a los chicos y educarlos en un contexto divertido, sin imponer los contenidos, sino haciéndolos parte de ellos. Se busca que el facilitador, el educador, sea un portador de estos conceptos y contenidos, para que el educador eduque a otros educadores que después trabajarán con los chicos en el aula. Entonces, ese docente no sólo se capacita en una temática nueva sino que tiene recursos nuevos, nuevos juegos para tratar un montón de temáticas dentro de la currícula escolar. Cada actividad está pensada para un grupo etario, para un curso o grado, varía la dificultad, las temáticas que se trabajan se adecúan al espacio, es decir, si se va a realizar en un salón, dentro del aula, se atiende a un montón de características que hacen que cada actividad sea única. La educación ambiental es una temática holística, transversal, que llega a todas las materias de la escuela. La educación ambiental se considera como un proceso educativo que abarca todas las áreas porque desde todas las áreas podes llegar a la educación ambiental. Entonces en el programa agua y educación tenes infinidad de temáticas para todo tipo de materias.

Ahora bien, la CLV nace porque los docentes que terminaban su cargo, o lo cambiaban por uno administrativo, sucedía que la capacitación que se les había dado, e incluso el material, se perdía en ese cambio, o quedaba en una biblioteca o en su casa, y después nadie sabía para que servía. Frente a esto, lo que buscamos es hacer una capacitación, un trabajo que involucre a toda la escuela, no solamente al docente, sino a la escuela en su totalidad. Que esto arranque en la escuela y se transmita a la comunidad. Se capacita a la escuela durante 3 años con 3 ejes de trabajo distinto y, en cada eje de capacitación, en febrero antes del inicio de clases, junto con la currícula en mano, se capacita a los docentes de la escuela. Ellos reciben la capacitación en un eje particular, por ejemplo: AGUA.

La dinámica ocurre así, la escuela llama y pide una solicitud de capacitación. Fue, el caso de una escuela de Río Gallegos que nos llamó, ésta fue la promotora en Río Gallegos, se realizó la actividad, le dieron la certificación y en el segundo año, los docentes de esa escuela establecieron la comunicación con otra escuela y ahora estamos con dos escuelas. Estamos realizando la capacitación en el 2do año de la primera escuela y en el 1ero de la segunda. La segunda escuela está haciendo el eje AGUA, y la primera escuela está haciendo el eje RESIDUOS. Ya tiene su certificado en el eje AGUA. De esa forma la escuela después pregunta: ¿quién avala esta certificación? Entonces la Asociación Amigos de la Patagonia (AAP) logra, con el apoyo del Ministerio de Educación de la Nación, un auspicio, un reconocimiento de ambos programas: el Programa Agua y Educación y la CLV. Y al mismo tiempo en algunas provincias se logra el puntaje docente, nuestras capacitaciones logran otorgar un puntaje al docente que se capacita con nosotros, y les sirve para su carrera, el docente a lo largo de su carrera se va capacitando y logrando puntajes que se le van sumando a su propio haber y después si se quiere presentar para algún cargo ésto le sirve para competir por ese puesto.

 

¿Cómo repercutió la CLV al exterior de la organización?

Pasamos de tener una red de docentes a tener una red de escuelas que se sumaban. Entonces llegamos a implementar la educación ambiental en las distintas provincias y que se tome como una asignatura en sí misma a nivel educativo, y no como un taller. No darle espacio a la educación ambiental en las escuelas es no darle espacio a la educación ambiental en la sociedad. Creo que pero este es el camino. Lo que necesitamos entender como sociedad es que la educación ambiental lleva a la mejor calidad de vida del hombre en este planeta. El hombre va a desaparecer y el planeta va a seguir, entonces ¿cómo nos podemos relacionar nosotros con el ecosistema? ¿Cómo mejoramos ese vínculo que nos permita vivir mejor?

 

Con respecto a los contenidos del Programa CLV de Responsabilidad Ambiental, queremos detenernos en el segundo eje temático: USO RACIONAL DE LA ENERGÍA: ¿Qué impactos positivos en el ámbito de la energía renovable pueden identificar con los actores que han implementado el Programa?   

Desde el ámbito educacional logramos implantar una temática que no existía en la currícula: La energía sustentable. Apuntando, no solamente el mejor aprovechamiento de la energía, sino al cuidado de la misma, ya que es un recurso más del planeta.

Esto nos llevaba a cuestionarnos por qué las temáticas están separadas por ejes ya que todo está relacionado, pero lo hicimos así por un tema práctico. Insisto, el hombre no se da cuenta que está arreglando el mismo huevo que antes rompió, estamos contaminando el agua que nos vamos a preocupar de descontaminar después. Al final del eje ENERGÍA hemos logrado tener escuelas, con chicos que hacían maquetas, pequeñas paneles solares y hacían actividades con pilas, así comenzaron a trabajar con la energía y la electricidad de cerca.

El manejo de los residuos orgánicos lo tenemos muy bien organizado. Y la energía está más enfocada hacia el tema del consumo, qué tipos de energías son, que tipos de energías hay, entender que no solamente la energía, el sistema energético que nosotros conocemos, el eléctrico, está también en nuestro cuerpo y cómo nosotros también tenemos destellos eléctricos dentro de nuestro cuerpo y ¿cómo funciona ese sistema? Tratando de hacer comprender que todo es parte del todo, pensando de qué forma nosotros ayudamos a que todo el sistema mejore, no solamente intentando que el medidor de luz baje y que paguemos menos. Sino entendiendo que es un sistema que debe descansar para mejorar en su rendimiento. Así mismo, hemos logrado disminuir el consumo de luz en las escuelas públicas, ya que muchas tienen un toma corriente que levantan y enciende todas las luces de la escuela, y tal vez por una reunión de padres estaban todas la luces prendidas. La escuela agro técnica de Mendoza, por ejemplo, bajo $ 20.000 por mes su consumo de electricidad al cambiar el sistema por sectores.

La temática energética llega a la gente. Ese eje es nuestro caballito de batalla, a los chicos los lleva a querer jugar, y desde ahí se aprende mejor. En la escuela jugar con las luces o con algo más eléctrico nos volvía loco de chicos. Cómo la tecnología va invirtiendo para que el hombre deje de tener que usar su fuerza de voluntad para corregirlo, o sea que vos no tengas que apagar la luz, sino que cuando vos te vayas la luz se apague sola atrás tuyo. Que haya una tecnología que acompañe el desarrollo del hombre. En el ámbito de la sustentabilidad no existe ser más o menos sustentable, sos o no lo sos, punto. 

 

¿Ves en Argentina un ámbito propicio para el desarrollo de estos ejes? ¿Qué aspectos considerás que pueden potenciarse?

 

Sí. Lo que hemos visto con los comentarios de los extranjeros, es que todos vienen con la idea de que es un país en donde todo está por hacer. Por ejemplo: el desarrollo de paneles solares, de mecanismos para trabajar con energía eólica, de sistemas para reutilización de ciertos recursos, el cuidado del agua, hay miles de cosas que se pueden hacer y todo esto tienta.

En California tuvieron que cambiar todo el sistema eléctrico ya que muchas casas tienen paneles solares. Entonces cuando no usan la energía que acumulan dichos paneles, porque por ejemplo están de vacaciones, puede devolver esa energía a la red y luego se la descuentan en su próxima factura de luz. Bueno, ¿qué sucedería si en San Martín de los Andes, un pueblo que está en crecimiento, realizamos el mismo sistema? Todos sabemos que en 30 años va a ser una súper ciudad, porque es lógico: cada vez hay menos frío, cada vez más gente lo visita, ya no nieva un metro y medio de nieve, todo se vuelve más fácil, entonces ¿por qué no hacer las cosas bien? Hay un par de barrios que están haciendo el tendido eléctrico subterráneo evitando la contaminación visual y también ya poseen un sistema de recolección de residuos especial.

Gunter Pauli, quien habla de la economía azul, focaliza su discurso en la inversión para sistemas sustentables como lo puede ser un tren eléctrico, evitando 10 años seguidos de gastos en recursos no sólo agotables sino también muy caros. La economía sustentable es sustentable económicamente: no hay que pensar que se gasta más plata hoy, sino que se invierte a futuro, a largo plazo se recupera. Esa es la clave. Como la Lewet, el centro de la earthship (una construcción enteramente sustentable): no necesita aire acondicionado ya que obtiene una temperatura menor obteniéndola de las capas subterráneas (18°) y lo sacan por convección arriba, logrando un sistema cerrado de aire. Sus paredes están hechas con neumáticos (700 cubiertas que hubieran sido tiradas a la basura), miles de latas y 15.000 botellas (que también hubiesen generado contaminación del suelo o hasta posiblemente del agua). No creo que salvemos el mundo con esa construcción, se encuentra en Santa Victoria Este: un pueblo en el norte de salta cerca de la frontera tripartita con Bolivia y Paraguay, pero para realizarla llegaron más de 30 voluntarios de todas partes del mundo, alemanes, belgas, chilenos, uruguayos, marroquíes, entre otros, a trabajar voluntariamente en ese proyecto. Y ahora volviendo a la pregunta que me hiciste: ¿por qué vienen personas de todo el mundo a trabajar acá, en el medio del desierto? Pero al ver tanta negativa del otro lado de la sustentabilidad donde las empresas petroleras avanzan, donde las comunidades indígenas les quitan más y más territorio, decidimos colocar esta construcción a modo de destello de pensamiento lateral, acá les mostramos una casa que no necesita tendido eléctrico porque tiene paredes solares, dentro de sus tantas virtudes.

Con respecto a los aspectos a potenciarse, creo que todos. El más clave es el tema de la educación. Hoy la gente salta en contra de la minería, de la energía nuclear, de las petroleras, de las represas sin entender verdaderamente de qué se trata cada asunto. Entonces cuando salta una persona con una remera en contra de la minería y sube su foto en el Instagram con su celular, seguramente no sabe que ese celular necesito de la minería para llegar a su mano. Tenemos un montón de falencias, eso sí es verdad, y está perfecto también que nos unamos para revertir las situaciones que suceden en nuestro país. Pero sabemos cómo funciona cada transporte, qué consumimos, cómo reciclar cada elemento, cómo bajar el consumo de ciertas energías, entonces la educación es clave para que la gente sepa sobre qué cosas podemos mejorar o cambiar en nuestros hábitos que ayuden al buen desarrollo. Me refiero a que si vamos a luchar por algo, sepamos cómo enfrentarlo y por dónde atacarlo, y la única manera de que ésto se logre es estando informados sobre la problemática que se presenta. La educación es poder.

La minería por ejemplo, analicémosla: ¿qué empresas actúan en el territorio argentino? ¿Cómo desarrollan sus actividades? ¿Quién se lleva las ganancias? ¿A dónde van los materiales con los que trabajan? ¿Necesitamos esos materiales? ¿Mejora nuestra economía? Si sabemos responder estas preguntas vamos a entender si lo que necesitamos es cambiar el modo en que están haciendo las cosas o si realmente no queremos que ciertos trabajos se realicen en nuestra tierra.

¿Hasta dónde los avances tecnológicos están ayudando a que la vida del hombre sea más práctica y se abaraten los costos? Si cada día las cosas salen más caras y nos la pasamos laburando para poder vivir. Entonces propongamos ver qué sucede si luchamos para que la minería vuelva a como se hacía antes: pico y pala. Seguro aumenten todos los costos, pero por ahí sea necesario esto y comprarse un auto tendría que ser carísimo más de lo que ya es, y deban haber la décima parte de autos que hay en el planeta, y por ahí con los celulares deba suceder lo mismo, no sé, por ahí no necesitamos lo que tenemos y no nos damos cuenta, a este tipo de cosas me refiero con un cambio de paradigma. No sé si esto es la solución, pero la educación es un poder que nuestra sociedad necesita para avanzar y entender qué sucede y cómo podemos cambiar.

Hay una clínica que proponemos en la que se hace una visita al CEAMSE. Ahí se ve el lugar donde llegan las 18.000 toneladas de residuos todos los días provenientes de la ciudad bonaerense y los 35 partidos del conurbano, si eso no te genera un cambio de conducta, nada lo hará.

Por: Pablo Grillo y Ornella Bodratto de ceten
17 de julio de 2017

  

3

  

 

"En el ámbito de la  sustentabilidad no existe ser más  o  menos sustentable, sos o no lo  sos, punto."


 

 

 

 8

 

 

 1

 

 

4

 

 6



 

 Imágenes tomadas de redes sociales de la AAP